Abierta queda la serie entre verdes y potros

Publicado el abril 30, 2018 a las 8:55 am Subido por Mauricio Magaña O.

Foto: Fernando Zamorano – Comunicaciones General Velásquez

Cerca de mil espectadores presenciaron el encuentro entre General Velásquez y Deportes Melipilla, por el marco de la Copa Chile MTS.

El público sanvicentano estaba entusiasmado ya que su centenario club volvía a disputar un partido profesional por primera vez desde 1990. Los locales sabían que sería un partido duro, Deportes Melipilla hizo sentir su jerarquía desde el primer minuto. Un disparo al  ángulo esforzó al portero Miranda relucir lo mejor de su catálogo de voladas y con mano cambiada envió el balón hacía el tiro de esquina. El portero velasquino  mostró seguridad a los dirigidos por Roberto Rojas durante toda la tarde.

Pasando los nervios y la presión del cuadro potro en los primeros minutos, los jugadores verdes se fueron acomodando a su reducto y comenzaron adueñarse del medio campo. Los ánimos del público se fueron elevando a medida que Velásquez comenzaba a triangular el balón y asfixiar al rival. La más clara del primer tiempo estuvo al servicio del argentino Milton Alegre, que sacó un inesperado disparo desde 25 metros buscando portería rival. El estallido de gol fue negado por el  cancerbero Diego Fuentes, que rechazó el balón hacia un costado.

El juego se tornaba de alta intensidad, donde el conjunto local en ningún momento parecía ser un club de menor categoría en el fútbol chileno. En un partido parejo, verdes y azules (la visita utilizó su vestuario alternativo) se iban al entretiempo bajo las órdenes del juez Felipe Jara.

En el complemento la tónica del encuentro, encaminaba a  ser la misma del primer lapso. La fórmula de ataque velasquina era la triangulación entre Dávalos, Troncoso y Durán por el sector izquierdo. Dicha tónica fue abruptamente interrumpida cuando José Luis Cabión ve la cartulina amarilla, por una falta sobre Matías Pérez. Era la segunda del partido para el experimentado volante que se fue ingenuamente a los vestidores. Ante esto, el técnico melipillano renunció al dominio de juego y prefirió replegarse en su campo, esperando cualquier oportunidad de contraataque. Para esto tenía los nombres indicados en el banco de suplentes y como recambio pisaron pasto sanvicentano los nombres rimbombantes de Mathías Vidangossy y Boris Rieloff.

Por su parte Roberto Rojas Mercado, restó un hombre en su línea de tres mediocampistas ofensivos para el ingreso del delantero Kevin Orrían y este acompañara a Milton Alegre. Decisión que no fue del todo fructífera, ya que el argentino retrocedió metros ante la ausencia de un enlace entre el mediocampo y la delantera, Debilitando el potencial de ataque por parte del local.

Ya en los minutos finales Melipilla intentó explotar la habilidad de sus hombres en banda para canalizar centros a su centro delantero Stefan Pino. Centros que fueron descolgados maravillosamente, por quién para muchos fue el hombre del partido, Eduardo Miranda que empujaba al once local en búsqueda del gol, sin provocar un real peligro ante la férrea defensa visitante.

Así Jara dio el silbatazo final. Con un público satisfecho ante el buen cometido de su escuadra, pero angustiados al no poder gritar un gol de su verde querido.

La segunda parte de esta historia se vivirá en el Roberto Bravo Santibáñez, cuando este sábado se viva el partido de vuelta entre Deportes Melipilla vs. General Velásquez. El que gane tendrá asegurado su pasaje hacia la segunda ronda, mientras que un nuevo empate nos obligaría ir a la definición por penales.

Comentarios

El Club General Velásquez se reserva el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos u ofensivos.